¿Made in Spain?



Estamos asistiendo a la desmantelación total de lo que algunos llaman sociedad del bienestar, como si en España alguna vez hubieran vivido bien todos los españoles. Logros paupérrimos comparados con los niveles de vida europeos, a un español tras jubilarse se lo comen las moscas, mientras que un alemán se compra un chalet en la costa del sol para vivir a tutiplén. Nos quieren hacer creer que hemos sido ricos y ahora debemos apretarnos el cinturón, ya que no nos van a dejar ni para comer. Las cifras macroeconómicas nos sitúan entre los países mas ricos del mundo, algo que en absoluto se corresponde con el nivel de vida del españolito medio ni con las políticas sociales que nunca gozamos haya crisis o no.
 
Gobierno tecnócrata franquista
 
El entramado español es exáctamente el mismo que se forjó allá por los 60´s de mano de los tecnócratas - siniestra figura que hoy se quiere recuperar - salidos de la cantera del Opus Dei.

Todo está montado de manera que los empresarios tengan todas las facilidades del mundo para evadir los impuestos que les venga en gana. Todas las grandes familias de empresarios como los Ruíz Mateos, los Botín, los Rato y demás ralea crecieron como champiñones a la sombra de una dictadura omnipotente y omnipresente, entre estas familias de ratas está también, como no, la propia del dictador, su fortuna es incalculable porque de hecho no se les puede exigir transparencia en sus cuentas, algo que se acordó en la bastarda constitución del '78, bastarda porque tiene muchos padres pero no sabemos cual es el biológico, aunque tengo mis sospechas.
 
Políticos tecnócratas de la transición
 
Estos neonazis que nos gobiernan, con el beneplácito de algo mas del 30% de la población española en edad de votar, dicen contar con el absoluto apoyo de los españoles y que ellos son quiénes defenderán los derechos de los trabajadores, son nuestros amiguitos. Fatiga Báñez la ministra con más cara de perro que ha tenido la dedocracia española se planta ante las cámaras y con gesto impasible nos suelta la milonga, sin pestañear, con total convencimiento de lo que grazna, <<una reforma profunda y equilibrada>>, que prosa, que manera de manejar la rica y culta lengua española, pero no cuela lela. La cuadratura del círculo, crear empleo abaratando el despido, lo siento pero no lo compro. <<Moderación salarial>>, otra vez escupiendo sobre nuestra ilustre lengua, es que cobramos mucho y para salir de la "crisis" los empresarios deben ganar mas aún, pobrecitos, si es que están arruinaicos los angelicos.

Si quieren provocar una guerra civil como está sucediendo en Grecia van por el camino justo. Los abuelos de estos se levantaron en armas contra un gobierno legítimo, degradándose hasta el nivel de sabandijas, militares traidores a su país y a su pueblo, no concibo algo más bajo que un militar sedicioso y reaccionario, ni más peligroso, a no ser que los terroristas estén ya instalados en un gobierno legal aunque no legítimo, eso es todavía mas peligroso, un cáncer muy difícil de erradicar. Cuando digo no legítimo es por que ninguno de los gobiernos que se han ido sucediendo en nuestra "democracia" ha sido votado democráticamente debido a la pérfida ley electoral, némesis de la democracia real.
 
Que orgullo y satisfacción para todos los españoles, que porte, que embajador para España, nuestro salvador, Rajoy el del trabajo, la honradez y la austeridad, país de paletos...

Aún no he leído en profundidad todos los puntos que se tocan en este atentado contra las personas de bien de este puñetero país llamado reforma laboral, es que confieso que me da hasta miedo enterarme de lo que realmente han perpetrado estos bastardos. Una cosa que me está quedando bastante clara con lo que se hasta hoy de esta reforma es que ya ni siquiera necesitan a los obreros ni para explotarlos, les sobran por lo menos dos millones de curritos y no saben que hacer con ellos, como mantenerlos callados, ese es el único problema que les preocupa a estos indeseables. Por eso hablan de flexibilidad y reparto del trabajo o de los putos minijobs, pretenden mantener a buena parte de los trabajadores españoles en la precariedad perpetua para repartir el poco trabajo que son capaces de producir los piratas que tenemos por empresarios en este país, y encima con unos sueldos de subafricanos, con menos prestaciones sociales y más impuestos.
 
España nunca se ha caracterizado por sus exportaciones y hoy, inmersos en la economía global no somos competitivos, no somos capaces de vender ni siquiera nuestro oro líquido, el aceite de oliva, único en el mundo, los italianos nos lo compran a nosotros y después lo etiquetan como aceite italiano para venderlo por todo el mundo. Se han recortado drásticamente los presupuestos para I+D, si no investigamos no podremos crear productos de calidad competitivos y con el valor añadido de un producto excelente. Si ya de hecho nunca hemos sido muy ingeniosos a la hora de darle valor añadido a nuestros productos con manufacturas mas cuidadas y elaboraciones de calidad, ahora importamos hasta incluso productos que dan muchísimos puestos de trabajo y que desde siempre se han consumido los del país, como por ejemplo los pimientos del piquillo, los espárragos blancos o las anchoas por poner algunos ejemplos bastante ilustrativos.
 
Resulta que donde antes existían grandes extensiones de cultivos con todos los jornales que se necesitan para explotarlos más una fábrica donde se procesa el producto ahora solo tenemos la fábrica. Al empresario le sale más rentable comprar los pimientos en Perú o los espárragos en China para después etiquetarlo con su marca de toda la vida, con la diferencia de la existencia en algún escondido lugar del bote o lata y en letras pequeñísimas de unas palabras donde se advierte de su origen.
 
Si no consumimos nuestros propios productos nos echamos piedras sobre nuestro propio tejado, no se puede consumir sin producir, yo creo que este es uno de los pilares del problema que vivimos. Pero claro, si cada vez tenemos menos poder adquisitivo no tenemos otra opción que comprar el más barato, y el más barato es por supuesto el importado e incluso en algunas ocasiones no cabe ni siquiera la opción del producto nacional. Esto debería estar protegido y amparado por las comunidades autónomas, ¿por qué ostias es más caro un pimiento que se produce a unos kms de mi casa que otro producido a miles de kms?, es algo demencial si nos paramos a pensarlo. Si comemos tomates de Marruecos, espárragos de China y carne de Argentina ¿qué producimos entonces nosotros?. Para colmo se nos obligó desde la CE a reducir nuestra producción de leche cuando ni siquiera producíamos lo suficiente como para abastecer a todo el país, teniendo que importar el resto de Francia o Suiza por cojones.


Por todo ello debemos tomar la calle ya, concienciar a nuestros amigos, compañeros de trabajo o vecinos, no podemos esperar a que esto ya no tenga solución, hay que atajar el problema antes de que se produzca. Ya se que los sindicatos mayoritarios no son precisamente los represantes de los trabajadores pero ellos son los que tienen más facilidades para poder convovar manifestaciones o huelgas, esto no se trata de afinidad con algún sindicato o partido político, aquí nos jugamos el futuro de tres generaciones por lo menos, el próximo 29-M salgamos todos a la calle, luchemos por lo que es nuestro, nuestra lucha es absolutamente legítima, olvídate de colores políticos o consignas sindicales, perderemos derechos conseguidos a lo largo de duras luchas durante décadas, no les permitamos perpetrar esta involución que nos llevaría a la pobreza y el desahucio, a la precariedad perpetua y a la mas absoluta de las indefensiones frente a los que siempre nos han odiado y tratado como ganado.

3 comentarios:

McBodo dijo...

Nunca podremos conseguir nada a través de sus normas, si no nunca nos habrían cedido el derecho a la huelga. Nos han convencido de que es nuestra única arma y al día siguiente a seguir currando que aquí no ha pasado nada...
Posibles soluciones, liberarnos, organizarnos, independizarnos del sistema y contruir el nuestro propio con nuestros propios recursos sin dejar que nos paralice el miedo.

Eric Red Wine dijo...

Ahora incluso quieren acabar con el derecho a huelga y los sindicatos, no somos realmente conscientes de lo que se nos viene encima, se acabaron las contemplaciones, ahora los políticos muestran su verdadero rostro, su auténtica identidad, la de servidores del capital y nunca del pueblo, cuentan con la excusa perfecta, los "mercados" y la CE, solo el cooperativismo, el apoyo mútuo y la abstención general podrá liberarnos de esta sarta de joputas disfrazados como servidores públicos, gracias por haberte molestado en comentar el "artículo".

McBodo dijo...

No, ellos siempre han mostrado su rostro, solo que no hemos querido mirarlo. Nos han tenido sencillamente adormecidos con las cuatro migajas insignificantes que nos han ido dando con una mano mientras con la otra nos robaban esas mismas migajas. Así se mantienen las masas en tensión, agradecidas por casi nada y temerosas de perder lo poco que les ha tocado, sobretodo si creen que las perderán por pensar demasiado en la dirección que no les han marcado.

Si te apetece te invito a que te des una vuelta por mi blog:
http://poymave.blogspot.com
Mis "articulos" no suelen ser tan minuciosos, pero puede que encuentres algo interesante.