Cristina Cifuentes, inmoralidad sin límites

 

 
 
Esta cerda fascista, la encargada de reprimir nuestro descontento, pretende convertir a los manifestantes por la justicia social en delincuentes, debería primero mirar en su propia casa, porque su querido maridito es un mangante demostrado y que además se niega a saldar sus cuentas con la justicia fugándose, por lo visto su paradero es desconocido, pero su mujercita dice que el se pasea tranquilamente y nadie lo ha detenido todavía, claro que si tu eres la encargada de los txakurras puede que estos hagan la vista gorda hasta que los delitos por los que se le acusa prescriban. Esto no es un rumor malintencionado, su condición de prófugo en busca y captura ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (B.O.C.M.), así que aquí no cabe la duda, aunque esta cerda quiera confundir y cambiar lo negro por blanco, su prepotencia le impide ser humilde y honrada, su vanidad está antes que su dignidad, por eso no dimite.
 
 
La justicia española no logra dar con el paradero de Francisco Javier Aguilar Viyuela, el marido de Cristina Cifuentes. Así consta en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (B.O.C.M.), que ha llegado a emitir varias cédulas de notificación puesto que Viyuela, quien afronta un litigio relacionado con problemas laborales surgidos a raíz de su actividad empresarial, se encuentra en “ignorado paradero”. En concreto, en el apartado de Administración de Justicia, el B.O.C.M. número 267, a fecha de jueves 10 de noviembre de 2011, se expone que José Ángel Martínez Bueno reclama al marido de Cristina Cifuentes la cantidad de 45.085,82 euros, 932,76 euros de intereses y 1.554,61 euros de costas. El problema estriba en que Javier Aguilar se encuentra “en ignorado paradero”, por lo que la secretaria judicial del Juzgado de los social número 39 de Madrid, Margarita Martínez González, se ve obligada a insertar esta notificación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. El 12 de marzo de 2012 -tal y como figura en el B.O.C.M. número 79, a fecha de 2 de abril de 2012-, la justicia vuelve a dar en “ignorado paradero” al marido de Cristina Cifuentes. Por ello, la secretaria del juzgado de lo social número 23 de Madrid, Rosa María Lozano Blanco expone a través del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid que Javier Aguilar deberá comparecer el 28 de mayo en los juzgados a raíz del proceso judicial iniciado contra su persona por parte de José Angel Martínez Bueno.
 
Los que manejan nuestras vidas gracias a la estupidez ciudadana
 
Viyuela fue nombrado director general del Patrimonio Cultural en 1999 cuando Ruiz-Gallardón era presidente de la Comunidad de Madrid. Sólo duró siete meses en el cargo y su salida significó el final de su presencia ante el público. Desde entonces no le ha ido mucho peor, pero ni la Justicia lo encuentra. El marido de Cristina Cifuentes adeuda 44.000 euros al aparejador José Ángel Martínez Bueno desde hace tres años. Aguilar Viyuela dirigía por esas fechas su propio estudio de arquitectura y en 2009 dejó de pagar los salarios a los empleados, según cuenta el abogado del demandante. Fue entonces cuando Martínez Bueno le reclamó la extinción de contrato por incumplimiento de pago de salario. Le adeudaba 15.000 euros más una indemnización que se acordó de 45 días trabajados por año y servicio que ascendía a 29.000 euros. En total, 44.000 euros en impagos.
 
 
El marido de la delegada del Gobierno en Madrid se presentó sólo a dos de los tres juicios que hubo. Desde entonces la juez que instruye el caso, Margarita Martínez González, lo da en "ignorado paradero" y se ve obligada a publicar todas las notificaciones en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid ante la imposibilidad de contactarlo.
 
 
Ante el incumplimiento de pago del marido de Cifuentes a pesar de la sentencia, la Justicia ha acordado el embargo del crédito que ostenta Viyuela por parte de la empresa ‘Dimora Gestión, Sociedad Anónima Unipersonal’. Esta constructora pertenece a la familia Nozaleda, dueña a su vez de la constructora Nozar que se declaró en suspensión de pagos en 2009, y que, un año antes fue investigada por Hacienda por un desfase contable de más de 40 millones de euros. La empresa ‘Dimora Gestión S.A.U’ ha sido adjudicataria de concursos públicos por parte de la Comunidad de Madrid como por ejemplo las nueve parcelas de Buenavista en Getafe por un importe superior a 7 millones de euros.
 
 
Viyuela además tiene cargo en al menos cuatro empresas relacionadas con proyectos urbanísticos, arquitectura e ingeniería. Entre ellas, es apoderado de ‘Licencias y Certificaciones de Madrid SL’, una Entidad Colaboradora en la gestión de Licencias Urbanísticas (ECLU), acreditada y autorizada por el Ayuntamiento madrileño. Sin embargo, y a pesar de sus variados negocios, parece que se niega a saldar cuentas con la Justicia y su acreedor.
 
¿Sabías que Cristina Cifuentes Cuencas  aparece en el año 2000 en un edicto del Magistrado-Juez del Juzgado de Prmera Instancia número 6 de Gijón, en juicio promovido por la Caja de Ahorros de Asturias sobre una reclamación económica, contra la Gerencia Económica Inmobiliaria S. A. y varias personas más, entre las que figura Cristy y su marido?
 
El panfleto ultraderechista llamado ABC no escatima en elogios acerca de este mangante impúdico y la zorra de su señora, veamos: <<¿Cocinar? Jamás>>. «No me gusta, no me interesa, y además, como yo como lo que sea…». Claro que ella puede, porque tiene a su marido Javier, un santo varón que no solo hace unos guisos estupendos, sino que después… ¡recoge la cocina! Felicito ardientemente a la delegada por su cónyuge y la animo a hacer público de dónde lo ha sacado, por si alguien quiere ir a por más.

«En casa no es que estén cambiados los roles, pero como yo siempre he tenido que estar mucho fuera, pues siempre se ha ocupado Javier, que también trabaja mucho, pero con otros horarios. Tener la retaguardia cubierta ha sido para mí fundamental. Si no, imposible», reconoce, agradecida. A veces detrás de una gran mujer hay incluso un gran hombre.
 
 
¿Por qué no ha dimitido ya o ha sido cesada por su partido?, la encargada de la perrera madrileña no solo debe ser honrada, también debe aparentarlo, en el momento que se demuestra su prevaricación, sus mentiras y sus insultos hacia ciudadanos honrados y sin ningún tipo de antecedente policial, esta puerca debería estar ya limpiando escaleras, para que se entere de lo que cuesta ganarse la vida y nunca poderse hacer la manicura por miedo ha estropearla trabajando. El Viyuela es su marido, no está divorciada de él ni nada parecido, incluso lo defiende a capa y espada y mezcla las churras con merinas queriendo hacernos ver que esto forma parte del ámbito privado, en el momento que alguien ocupa un cargo público se le debe exigir como mínimo que sea decente y no mienta a los ciudadanos, cuanto menos insultarlos y llamarlos de todas las formas que se le ocurra, lindezas como radicales, neonazis, violentos, golpistas, ilegales, - incluso pretende que la palabra anarquista sea sinónimo de vandalismo -, han salido de sus hocicos para calificar a los ciudadanos honrados que se manifiestan con todas las de la ley, esa misma ley que permite al marido de esta puerca pasearse libremente mientras que está en busca y captura.
 
 
Encima se indigna cuando le preguntan por las fechorías perpetradas por el cabrón de su marido, y eso que quien se lo pregunta es un perro de prensa al servicio del fascismo nacional, pretende que esto solo sea un "asunto personal", ¿se puede tener mas poca vergüenza?, ¿se puede ser mas indigna?, ¿esta imbécil barby teñida piensa que los ciudadanos somos tontos o qué?, lo que debería hacer es irse a su casa y bien calladita, que no siga rebuznando en Intereconomía y los demás canales fascistas, de donde por cierto saca un buen sueldo que luego no declara a hacienda, que se vaya al mismo paradero desconocido en el que se encuentra su marido y desaparezca para siempre de nuestras vidas, con gentuza como esta no se construye un país, con personas nauseabundas como este engendro fascista lo único que hacemos es retroceder, en lugar de personas decentes y comprometidas al servicio del ciudadano, nos encontramos con la misma gentuza franquista de siempre, escoria humana que no conoce la humildad ni la decencia, no es extraño que España se vaya al carajo ya que solamente la gobiernan fascistas de añejo linaje y probada inmoralidad impúdica.
 
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas Gracias Caballero!!!

Johnny The Fox dijo...

¿A quién se las debo?