Charlie Hebdo, siempre pagan los mismos

 

Vivimos en un mundo tan incomprensible y extraño a la razón que cada día somos más los que nada nos creemos, sobre todo si nos lo cuentan por la TV. El atentado contra la revista de humor Charlie Hebdo plantea muchas dudas, cuando todo debería estar bastante claro. A primera vista, lo ocurrido parece ser obra de tres zumbados amargados que no valoran ni su vida ni muchísimo menos la ajena y que se proclaman luchadores de la yihad, ¿es eso la realidad absoluta o sólo parte de ella?, la parte que interesa contar al Poder establecido. En estos días se han escuchado muchas voces denunciando que este atentado es una operación de Bandera Falsa, cosa bastante difícil de demostrar, máxime si esta acusación se hace a pocas horas de los asesinatos y sin aportar datos incuestionables, por lo que este tipo de acusaciones hechas en caliente y con más vísceras que cerebro, solamente hacen el juego a quienes prosperan en tiempos de confusión.
 
Todavía es demasiado pronto para especular sobre quienes son realmente los culpables, los que en la sombra se benefician del sufrimiento ajeno, a menos que se sea un payaso sin gracia con una necesidad imperiosa de protagonismo como Williy Toledo, al que le faltó tiempo para afirmar tajántemente que este atentado es de Bandera Falsa. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de atentado con Bandera Falsa?, ¿a que los terroristas estaban a sueldo de la CIA?, cosa que me parece insostenible, porque ¿quién va a hacer un trabajo para que lo cobre su viuda?.
 
En mi modesta opinión, yo creo que este atentado se pudo evitar, pero a las autoridades francesas no les interesaba hacerlo. Estos malnacidos estaban más que controlados, nada más perpetrar sus crímenes ya se sabía quienes eran, desde el minuto 0 se daban toda clases de datos sobre la biografía de ellos en todas las televisiones del mundo, simplemente había que estar encima suya para evitar que se desmadrasen, pero guardaban todo un arsenal en sus casas y además se pavoneaban por internet con total impunidad. Si le abres la jaula a un león y este debora a unos cuantos transeúntes, ¿quién es más responsable de esas muertes, el león o el que le abrió la jaula?, pues eso.

También me parece cuanto menos sospechoso el como se grabaron las imágenes de la ejecución del madero, demasiada casualidad que se encontrase exactamente alli alguien para grabar en directo lo ocurrido, sobre todo si tenemos en cuenta la violencia con la que actuaron los terroristas y la tremenda balacera que liaron con sus fusiles de asalto. Incluso (yo al menos) se desconoce que persona es la que estaba tras la cámara, cuando lo normal en estos casos es que se condecore o que los gerifaltes den una palmadita en la espalda a quien arriesga su vida para informar al personal, y creo que no existe duda alguna con respecto al peligro que corrió el autor de esas imágenes vistas en todo el planeta y que han formado parte imprescindible de este circo oportunista montado por Estados de todo el mundo.
 
La represión de los Estados hacia sus ciudadanos en el S. XXI está basada en la psicología del terror, en la constante incertidumbre, en estar rodeado de la opulencia que nunca jamás se alcanzará, pero que cuelga delante de nuestras caras cual zanahoria para hacer andar al burro, en la desconfianza incluso al vecino, este siglo será el de la imposición absoluta por parte de la oligarquía internacional. La Empresa Mundial S.A. cuenta en nuestros días con todo el arsenal necesario para imponerse a quienes llaman masa sucia o estómagos inútiles; tienen a su servicio una tecnología que sólo hace 10 años era ciencia-ficción, las técnicas de manipulación psicológica se han desarrollado hasta niveles inimaginables para el común de los mortales, los polícias están siendo armados como si de militares se tratase y los militares aprenden técnicas policiales para hacer de su pueblo el enemigo interior.
 
Saben que la población, mas tarde o más temprano, terminará rebelándose, ya que esta llamada crisis es la antesala del Nuevo Orden Mundial, en el que se acabará para siempre con la libertad y la dignidad de la especie humana. Esto no cambiará a mejor nunca si siguen mandando por decreto los mismos que nos han traído hasta aquí, Rajoy lo dijo bien clarito "tengo la conciencia tranquila porque he cumplido con mi deber", la pregunta es ¿a quién debe obediencia este desalmado incapaz de hilar dos frases coherentes si no tiene un papel por delante?
 
Al entierro de los 17 asesinados vilmente, acuden reconocidos terroristas, jefes de Estado de todo el mundo, (muchos de ellos al servicio de la OTAN, la mayor organización terrorista de nuestros días), para evitar que la herida deje de sangrar. Los dibujantes de Charlie Hebdo se cagaban en todos ellos, sus trabajadores han sido los que han puesto los muertos en un atentado que se podría haber evitado. Inmediatamente después de los atentados ya vemos a los tertulianos del fascio pidiendo más mano dura, acusando a los inmigrantes que saltan la valla fronteriza de ser potenciales terroristas y exigiendo que Internet sea intervenido con esta excusa para capar la libertad de todos. Si las muertes de estas personas que no se casaban con nadie y daban a cada uno su merecido, sirven para recortar libertades, el maquiavélico y retorcido juego de los que quieren llevarnos a un mundo de miseria e inoperancia intelectual habrá triunfado, y sus ejecuciones serán doblemente dolorosas y humillantes. Descansen en paz.

Como suele decirse, una imagen vale más que mil palabras, pues aquí tenéis para rellenar tres tomos. Para todos los gustos y colores:

Todas las religiones son inodoros

Dios fuera de la escuela.Estamos hartos de reuniones de padres de alumnos
 
100 golpes de látigo si usted no se está muriendo de la risa
 
 
 
¿Listos para reír un año más?
 
 
Quenelle en todas partes, crecimiento por ninguna
 
Tratadme como a un anciano
 
Portada denunciando el asesinato de Salvador Puig Antich
 
La cólera no es culpa mía
 
Franco es el mejor. Fue al cementerio a pie
 
 
 
 

2 comentarios:

Mikel Itulain dijo...

Los terroristas no tienen porque estar a sueldo de una organización de inteligencia. Basta con que sean influenciados por sus propios jefes o referentes, que estos sí colaboran con el poder económico, para que esto se dé. Al Qaeda es una organización mercenaria creada por el poder económico anglosajón: http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2013/02/al-qaeda-de-los-origenes-y-de-su-funcion.html

Erik Redwine dijo...

Tienes razón, sólo necesitan comprar a las cúpulas, como ocurre con los políticos, con tener en nómina a los que mandan es más que suficiente.