Trinidad Jiménez, chupa de cuero y genes franquistas

 

 
No se si este vídeo es para fomentar el vómito compulsivo o pedir el voto, con esta y la Botella, Madrid está en buenas manos...
 
1ª y 2ª generación de fieles servidores del Fascio español
 
A los del PSOE les gusta mucho tildar a los peperos de franquistas, pero este mundo de la política española es un pañuelo, puesto que siempre mandan los mismos, o sus hijos y nietos. Este es el caso de la Trini, sí, esa siempre sonriente y "moderna" rubia mal teñida, la misma que cambió la chaqueta de pana sociata por la chupa de cuero, si es que en este país de paletos cualquier indeseable puede llegar a lo más alto. Es curioso que el gran público se haya enterado de los orígenes franquistas de la Trini gracias a la muerte de su padre, fiel servidor del franquismo y del felipismo, aunque tampoco hacía ascos a quien le pagara mejor.
 

El magistrado emérito del Tribunal Supremo y exfiscal José Jiménez Villarejo ha fallecido este domingo a los 84 años. El magistrado era hermano del exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo y padre de la dirigente socialista Trinidad Jiménez.
 
José Jiménez Villarejo
José Jiménez Villarejo, nacido en Málaga en 1929, fue fiscal en la Audiencia de Sevilla, en la de Málaga y Huelva durante el franquismo, y en diciembre de 1982 fue nombrado, en el primer Consejo de Ministros del primer Gobierno socialista, teniente fiscal del Tribunal Constitucional. Asimismo, fue el primer fiscal especial para la coordinación de la lucha contra la droga, cargo que ejerció entre abril de 1984 y 1986.

En julio de 1986 fue elegido para integrar la Sala Segunda del Tribunal Supremo, en el que fue nombrado presidente de la Sala Quinta de lo Militar dos años después.

Posteriormente, en 1997 fue nombrado presidente de la Sala Segunda de lo Penal del Supremo, en la que intervino en casos como Argentia Trus, de Mario Conde, y el GAL. Abandonó la presidencia de la sala de lo penal del Tribunal Supremo en 1999 y en el 2002 fue nombrado magistrado emérito.
 
Gran Cruz del Mérito Militar, pin sólo apto para fieles perros servidores del Cabronsísimo

Casado y con nueve hijos, Jiménez Villarejo, obtuvo, entre otras condecoraciones, la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco.
 
Carlos Villarejo
El tito de la Trini, Carlos Villarejo también fue un fiel servidor del fascio español. En 1951 el miserable  Cabronsísimo nombró a Antonio Iturmendi Bañales Ministro de Justicia, y en 1962 Antonio Iturmendi Bañales, de acuerdo con el Estatuto del Ministerio Fiscal vigente en esa fecha, designó Abogado Fiscal de la Audiencia Territorial de Barcelona a Carlos Jiménez Villarejo.

Estos dos esbirros de la injusticia franquista, resulta que hoy son los demócratas de toda la vida que nos escupen a diario, veamos:

El artículo 26 del citado Reglamento Orgánico del Ministerio Fiscal establecía la vieja fórmula de juramento:

«Juro ante Dios y los Santos Evangelios incondicional adhesión al Caudillo de España y obedecer las leyes y disposiciones referentes al ejercicio del cargo que otro móvil que el fiel cumplimiento del deber y el bien de España».
 
Repugnante
Es decir, Carlos Jiménez Villarejo era un alto servidor de la dictadura  franquista, pero dijo en el Registro General del Congreso de los Diputados junto a Gaspar Llamazares que el Cabronsísimo fue un «criminal de guerra y dictador sanguinario», a buenas horas; lo dicho, nos tomán por tontos de baba estos jueces por la mafiocracia.

A estos dos antiguos sicarios del franquismo les ha dado por graznar lo evidente, <<las instituciones siguen siendo profundamente franquistas>> dice quien ayer mismo era parte de ese criminal engranaje. Los siempre oportunistas eurocomunistas españoles no dudan en aplaudir los graznidos de estos dos viejos cuervos, el PSOE también hace uso de ellos cuando les interesa, incluso tienen a una de sus cachorras dentro de ese miserable partido que se hace llamar obrero y socialista. La mal llamada izquierda española es una letrina donde van a parar los despojos de nuestra sociedad, no les importa mamonear con jueces franquistas, policías torturadores o militares que "se adaptan a los tiempos", por eso vivimos en una pocilga en lugar de en un vergel.
 
Marxistas y jueces, esto huele a caquita

Estos de Kaos en la Red le han hecho una entrevista y todo a Carlos Villarejo, a un puto juez franquista, entrevista en la que sale muy bien parado por cierto, me parece a mí que a estos de Kaos lo que menos les importa es la información veraz, sólo buscan la burda propaganda marxista y así lo demuestran, dándole cancha a un juez franquista, sólo porque dice lo que ellos quieren escuchar, aunque piense lo contrario, es como si un carnicero se escandalizase porque matan vacas en el matadero. Os dejo el enlace para que "disfrutéis" de esta "bonita" aunque poco didáctica entrevista:
Dos perras al servicio de La Trilateral
 
Por si no fuese suficiente escarnio el pertenecer a una familia de rancio abolengo franquista, La Trini es todavía más fascista que su padre, porque esta hiena sonriente pertenece nada menos que a la criminal Comisión Trilateral, creada por David Rockefeller y Henry Kissinger para más señas. Esta es nuestra inmundicia parlamentaria, judicial y policial; jueces franquistas que ahora se autodenominan demócratas y defensores de las libertades, políticos que heredan el poder conseguido por sus padres tras 40 años de sangrienta dictadura, y policías torturadores que siguen trabajando para el Estado.
 
 

2 comentarios:

ArdillA dijo...

Oye, ponte en contacto conmigo ... o enviame tu email ... soy una ardilla

Erik Redwine dijo...

El miércoles voy para arriba, nos vemos entonces y te dejo mi correo, un besito ardillita revoltosa.