Tu voto sólo es un grito ahogado

 
Resultados elecciones generales 2015
 
Los cuatro años más negros de esta democracia que padecemos van a ser prorrogados por 7 meses más como mínimo, para eso han servido los votos de los banalmente ilusionados electores, para que los ladrones fascistas puedan decir que ellos son los ganadores habiendo sido votados por 1 de cada 5 votantes; para que también pueda decir Rajoy que él tenía razón, que al final se volvería a repetir la rifa electoral, regalando a los fascistas 7 meses más de gobierno durante los cuales no tienen que rendir cuentas ante nadie por ser interino y así darnos mejor por el mojino, además de dar una segunda oportunidad al fascio que ni siquiera mereció la primera.
 
Ahora, todos los partidos políticos vuelven a pedirle al elector que suicide a su cerebro y compre otro boleto para jugar a la rifa democrática en la que el premio está amañado de antemano para que nada cambie. Temen que suba la abstención, aunque realmente tampoco les quita el sueño en demasía, ya que el chiringuito está montado de tal forma que solamente se precisa de una participación del 30% para dar por válidas y legítimas unas elecciones, la opinión general les importa tanto como el dolor de una cucaracha aplastada por una bota. Quienes han sido señalados por sus propios cuervos como organización criminal; el Partido Podrido, siguen ladrando cual perros rabiosos y con pleno convencimiento de que ellos representan el sentir mayoritario del pueblo español, cuando su representación solamente alcanza al 20% del total del censo, la gentuza que en todas partes existe pero que siempre es muy minoritaria.
 
Pero a pesar de que para la gentuza que gusta de manejar vidas ajenas es muy legítimo dictar contando con el 30% del censo (como así ha sucedido en casi todos los anteriores gobiernos del PPSOE), para todas aquellas personas con al menos dos dedos de frente siempre debería contar más el 70% de quienes están en desacuerdo con quienes mandan sin legitimidad y apoyados por los perros policiales, los cuervos judiciales y en última instancia por nuestros "humanitarios" cerdos militares. La opción más mayoritaria siempre ha sido la abstención, pero eso nunca te lo contarán en los telediarios y siempre será obviado por cualquier político sea cual sea su pelaje o chaqueta reversible.

Mientras más alta sea la abstención, menor será la legitimidad de los verdugos vestidos con chaqueta y corbatas azules, rojas, moradas y naranjas (según convenga). Al menos podrás decir con la cabeza bien alta, no será con mi complicidad; mientras que muchos electores prefieren ocultar el signo de su voto, ¿avergonzados por su propia estupidez suicida?, aunque el estúpido pocas veces es consciente de su propia tara. No aceptes el chantaje impuesto por los autodenominados partidos de izquierda o progresistas, escupe a quien te diga que tu abstención favorece al PP. Los electores son los que darán legitimidad a estos asquerosos que solamente entienden la vida de manera que siempre haya vencedores y vencidos, nunca aceptarán que la felicidad sea algo universal, puesto que gran parte de sus alegrías provienen de tener siempre a alguien a quien pisar, de quien abusar.
 
Ya sabemos de una manera clara cual es el color del plumero de cada uno de los candidatos a mandar sobre los demás, sobre todo porque muestran colores bastante chillones, visibles desde lejos, con un fuerte componente pastel; más cantosos que Cañita Brava en la zona VIP de un concierto de la Caballé. El flamante líder de los sociatas, Pedro Sánchez, hace honor a su genética franquista y sirve a los intereses del capital descaradamente; prefiere pactar con la derecha neofalangista, con C´s, antes que con ningún otro partido. El PSOEZ ha puesto trabas desde el primer minuto a cualquier intento de echar a los herederos directos del franquismo fuera del gobierno. Dicen que no pueden pactar con los nacionalistas catalanes o vascos, creen que somos tan imbéciles que ni memoria tenemos; tanto PP como PSOE no hicieron ascos al repugnante y corrupto Pujol a la hora de formar gobierno, al igual que tampoco dieron la espalda al desagradablemente vociferante Arzalluz. Pero ahora lo que está en juego no es la tan manoseada indivisibilidad de España (como los packs de donuts o de taquitos de jamón), lo que ahora se pone sobre la mesa es la apertura de las alcantarillas estatales y terminar con el saqueo al que han sometido a nuestra tierra todos los partidos políticos, cada uno en la medida del poder otorgado por la miseria humana, el egoísmo inmisericorde o la inopia intelectual del elector español; plaga extensible a Europa, donde los neonazis van ganando puestos.
 
Sánchez ha dejado claro que realmente se llama Pedro Castejón, heredero de la rancia oligarquía que medró a la sombra del Cabronsísimo gracias a los crímenes perpetrados impunemente durante la guerra civil. Ha dejado claro cual es su cuna y la mala leche que contenía su biberón. Entre miles y miles de militantes lo mejor que tiene el PSOE es a este monigote embaucador de monguers cuyo vacío interior no puede esconderse ni siquiera bajo esa fachada con sonrisa profiden. Y para más INRI, el recambio de Castejón es nada menos que Susana Díaz; el nivel de los líderes sociatas está acorde a la servidumbre subvencionada y a la falta de empatía hacia sus iguales propia de sus militantes, por no hablar de su tara cerebral reflejada en los caretos de Sánchez y Susana.
 
Podemos entierra todo lo antes graznado para decir que ahora el PSOE ya no es casta, ahora son socios progresistas; ya que Iglesias, como buen marxista ilustrado con sucia propaganda leninista, nunca dice lo que piensa ni hace lo que dice. Los principios inquebrantables son para los marxistas algo voluble, fácilmente moldeable con retórica que confunde en lugar de explicar. Si negar hoy lo dicho hasta ayer mismo sirve para que Pablo Iglesias sea vicepresidente de España junto al nieto de un criminal de guerra franquista y que se comporta según puede esperarse de cualquier cachorro del fascio, no existe problema alguno. La anterior casta, ahora, por mor del malabarismo dialéctico y la estupidez mesiánica propia del culto al lider, es una organización progresista... en la que solamente progresan los más trepas, los que carecen de escrúpulos o los que ven en la empatía una pesada carga que les amarga su felicidad y por ello prefieren obviarla en aras de sus propios intereses. ¿Cuántos años llevan los sociatas saqueando y engañando en Andalucía?, subvencionando a los suyos en detrimento de los que debido a la sucia traición escupimos incluso con más odio a los nuevos amos sociatas que a los anteriores caciques? Los adeptos de Pablemos tienen tan poca dignidad que pretenden gobernar con quienes los despreciaron en Andalucía para unirse a los neofalangistas de C´s.
 
Intentar limpiar de caspa a la casta cortijera sociata de Andalucía mientras se vende todo lo contrario durante la época electoral, fue un insulto difícilmente olvidable para las personas más pisoteadas - entre los que yo me cuento - por estos nuevos amos disfrazados de gente honorable y respetable que se hace llamar obrera y socialista, un escupitajo sobre la papeleta electoral de quienes en ellos confiaron. Insulto hacia todos los andaluces que ha vuelto a repetirse tras el patético espectáculo dado en estos meses de pactos entre sus "señorías". La chusma dirigente sociata ha robado el dinero de los parados, las subvenciones que deberían ser utilizadas para dar cursos de formación, fomentar cooperativas de trabajadores, pagar pensiones, etc... han sido robadas a manos llenas mientras que en algunas zonas de Cádiz el paro alcanza el 40%, mientras que más de la mitad de los jóvenes andaluces se encuentran parados y sin expectativa alguna de ni siquiera poder aspirar a ser un esclavo como sus padres, mientras que Andalucía ya es la zona más pobre de Europa a la par que uno de los principales destinos turísticos mundiales. El jamón del güeno se lo comen los imbécilmente sonrientes japoneses o los panzudos fascistas alemanes, y nosotros, los andaluces, a recoger bellotas al campo; las que hayan sobrado claro, porque primero hay que dárselas a los cerdos que comen los capitostes. Quien se asocia con un criminal es un criminal, quien habla de tú al ladrón es también un ladrón, o aspirante a serlo. La mugre se siente bien entre mugre, Pablemos tiende la mano a Castejón porque son mierda del mismo culo, o dos caras de la misma moneda si lo anterior les parece demasiado soez, aunque no me negarán que sí es bastante explícito oigan.
 
Ahora C´s basará su estrategia en el trasvase del voto de los electores peperos a sus filas, aunque creo que muy difícilmente podrán aumentar la cifra ya conseguida, puesto que el votante del PP siempre suele votar con la víscera en mente y el crucifijo en mano, no les importa votar a desalmados porque ellos mismos lo son, aunque con toda la corrupción pepera aparecida a diario en los anteriores meses más lo que se espera por venir tampoco es desdeñable que ello nivelara la balanza a favor de los neofalangistas estos de C´s. Si la jugada no les sale bien no dudarán en sentarse con el PSOEZ, ya que su ideología falangista debe contar con el apoyo de la supuesta izquierda para que su doctrina cale entre los de abajo. El PSOEZ por su parte ya se acostó con el analfabeto y alcoholizado dictador Primo de Rivera, engendrador del abogaducho de medio pelo que trajo el fascismo a España. Su mensaje de redención, de hermanamiento entre obreros y patronos tiene los pies de barro, menos consistencia que una tesis doctoral firmada por Belén Esteban. Mientras dicen que ellos traerán trabajo digno, seguridad social garantizada y pensiones intocables; no dudan en aseverar que la deuda exterior española debe pagarse sí o sí, hasta el último céntimo, que todo el pueblo íbero deberá currar como esclavo (y eso el que curre) durante 40 años para así pagar el latrocinio perpetrado por banqueros, empresarios y políticos.
 
Los memos que siguen defendiendo las supuestas bondades de los criminales bolcheviques, IU (Izquierda Usurpada), vuelven a mostrar en público, con luz y taquígrafos, cual es el listón de su dignidad. Ahora sonríen a las puertas de una posible coalición con los podemitas, los que hasta ayer les llamaban de todo menos bonitos con tal de arañar algún voto. A pesar de que Garzón es un chaval que no me cae mal, como a casi todo el mundo, ya que no muestra ningún tipo de soberbia, vanidad o hipocresía; no puedo olvidarme de que pertenece al PCE, los mismos que siguen diciendo que todo lo que se habla de malo acerca de la URSS solamente es propaganda burguesa. Negar el Gulag y la esclavitud sufrida por el pueblo ruso a manos de los gerifaltes del partido es igual de ruin que negar el Holocausto nazi, los dos pensamientos son igualmente contrarios a cualquier razonamiento racional. Nunca me fiaré de quienes alaban la memoria de criminales como Hitler, Franco, Stalin o Chávez; porque quien ama la libertad y la cultura siempre será enemigo del culto al lider y la disciplina de partido, cimientos del fascismo y del marxismo-leninismo. No dudo de la buena fe de muchos de los militantes de IU y del PCE, pero teniendo en su cúpula a viejos que todavía no se han enterado que vivimos en el siglo XXI y que Marx es tan leído como la Biblia (igual de poco), poco tienen que ofrecerle a nadie más que retórica vacía y rebeldía que se enfría nada más toparse con el imperativo legal. Pues eso.
 
Una vez más se va a dar legitimidad a un Partido Podrido hasta la médula, que se presenta y se presentó a las elecciones con los bolsillos llenos del dinero robado a todas. En las primeras elecciones tras meternos con calzador al nuevo Borbón, ningún político de esos que se hacen llamar de izquierdas o progresistas (ya que según la academia marxista ahora es mejor llamarse así) ha abogado por la caída de esta medieval imposición de origen divino. En esta tierra nuestra nunca se han condenado implacablemente todos los crímenes cometidos por los nazionalcatólicos durante la Guerra Civil. La Iglesia se embolsa casi dos billones (sí, con b de billón) de las antiguas pts del dinero de la caja común, el 80% de los colegios concertados son manejados por ultracatólicos de muy dudosa moral; pagamos el envenenamiento religioso de nuestros infantes y adultos con nuestros impuestos. Hace 80 años que la II República burguesa y nada revolucionaria prohibió a la Iglesia enseñar en las escuelas y universidades, ademas de no permitírseles hacer ningún negocio gracias a la superstición e ignorancia humanas, hoy no hay ni cojones de cerrarle los hocicos a los puercos obispos para que dejen de vomitar veneno.
 
Ahora, en pleno S. XXI, España es aparentemente más rica que nunca, pero realmente es miserablemente pobre, asquerosamente inhumana y tarada cerebralmente. Unas elecciones nunca pueden ser democráticas ni legítimas mientras se presenten a ellas organizaciones criminales y terroristas como el PPSOE; impostores que basan su supuesta honorabilidad en el voto de los esclavos que les votan amando sus cadenas y gustosos de ser engañados reiteradamente. Lo que siempre fue razonable hoy es radical (cuando no ETA), la estupidez generalizada es el sentido común del españolito medio. Caminamos hacia el fascismo empujados (como siempre) por la competencia entre iguales, el egoísmo y la ignorancia. Ya no existen compañeros, compatriotas o camaradas; ahora todo se reduce a una competición propia de gladiadores analfabetos y desnortados, cuyo espectáculo sirve de grata diversión y gran lucro a los gerifaltes acomodados en el palco. Tu voto nada cambiará, sólo es un grito ahogado. Querer hacer de Iberia una tierra de libertad con los mimbres que nos ofrece la jauría parlamentaria, es como querer construir un barco con madera podrida de viejos ataúdes y pretender cual necio que éste flotará. Al perder nuestra individualidad dejamos de ser seres únicos, irrepetibles, y pasamos a formar parte de esa masa amorfa, mórbida y fácilmente maleable llamada sociedad capitalista. Al fascismo, al poderoso, al que gusta vivir por encima de los demás, nunca se le venció en las urnas creadas por ellos mismos para perpetuar su centenario latrocinio y después decirte que seguirán mandando, mangando y matando porque así el pueblo lo ha decidido.

6 comentarios:

Loam dijo...

Así es, compañero. Suscribo con tremenda rabia cuanto expones, y aquí dejo, para quienes quieran leerlo y abundar en "el tema", unos párrafos de "El ciudadanismo: la sutil manera de manifestar la sumisión democráticamente", escrito por Crespo. Salud

"Si crees que el capitalismo es el menos malo de los sistemas posibles que va de la mano con otro inevitable sistema llamado democracia, eres un buen ciudadano. Si te niegas a reconocer que democracia y fascismo son dos caras de una misma moneda, que necesariamente sustentan al capitalismo, y por lo tanto a la desigualdad, eres un buen ciudadano.

Si a los cuerpos represivos les denominas trabajadores, si crees que la policía, el ejército y las cárceles son instituciones necesarias y mejorables, eres un buen ciudadano.

Si crees que un pasado descrito siempre injusto por quien domina el presente y un futuro mejor, que nunca llega, justifica todos los atropellos humanos y animales, eres un gran ciudadano. Si crees que el trabajo asalariado puede ser algún día digno, eres un gran ciudadano.

Si amas la propiedad privada, si adoras el parlamentarismo. Si crees que denunciando continuamente a tus vecinos o que comprando fabulosos bienes materiales en cualquier centro comercial te va a convertir en más libre, eres un buen ciudadano. Si crees siempre en la negociación con las instituciones, en ese diálogo injusto que parte de premisas totalmente desiguales, eres un gran ciudadano.

Si “todavía es muy pronto” para tomar ese tipo de medidas “tan radicales”, si esperas para pasar a la acción a los permisos de los interlocutores válidos de la sociedad –a los gestores de capitalismo- eres un buen ciudadano. Si la pasividad llena tu vida de hastió. Si crees en “las reglas del juego”. Si crees que quienes hacen negocios con la pobreza, “sin ánimo de lucro” como las ONGs y demás empresas que viven de ella, van acabar con esa miseria; eres un buen ciudadano.

Si crees que la prensa es independiente, si eres objetivo y neutral, a ti que te gusta “de todo” (menos luchar colectivamente por una causa anticapitalista), que crees que los extremos se tocan, que las organizaciones revolucionarias armadas son terroristas y los que saquean, expolian y exterminan pueblos son honrados profesionales, eres un buen ciudadano.
Si ves en la industria farmacéutica un sinónimo de progreso, en la tecnología aspectos revolucionarios, en la psiquiatría una ciencia indispensable. Si un sueldo te cierra la boca y te cambia las actitudes. Si crees que la lucha de clases es cosa del pasado, eres un gran ciudadano.

En suma, si legitimas continuamente la opresión, la injusticia y la desigualdad del capitalismo con ese tufillo demócrata, con esa máscara judeo‑cristiana de la tan manida tolerancia, con ese aire de no-queda-más-remedio, eres un estupendo ciudadano. Si nunca te saltas los límites establecidos que marca el capital. Si cuando votas crees que estas participando y diciendo algo. Si, como los peces que siguen la corriente del río, llevas esta renovada actitud de vasta sumisión, reproduciendo los valores de la dominación con ese desdén democrático eres, quien sabe si conscientemente o no, un válido y efectivo ciudadano. Eres entonces, simple y llanamente, un trepa, un chota, un cómplice de la explotación que miras para otro lado. Un esquirol de la vida." Crespo

Loam dijo...

Me gustaría, si estás de acuerdo, publicar este artículo en mi blog (por supuesto, haciendo constar fuente y autor), hay escritos que tienen que ser difundidos lo más posible, y este es sin duda uno de ellos. Si no quieres, no pasa nada, seguiré solidarizándome de igual modo con este blog.

Erik Redwine dijo...

Muy bueno el texto, totalmente de acuerdo con él. La solidaridad entre los de abajo ha tornado en ¿qué hay de lo mío? Al final todas caeremos al pozo empujados entre sí.

Erik Redwine dijo...

Por supuesto que puedes compartir este texto, es más, tu interés en divulgar mis diatribas me anima a seguir escribiendo. Salud. ;-)

Loam dijo...

Una cosa. El título es:
Tu voto solo es un grito ahogado
o
Tu voto sólo es un grito ahogado

Ese acento en "sólo" marca una determinante diferencia de sentido.

Lo publico con acento, pienso yo que es lo suyo.

Erik Redwine dijo...

Fale, publícalo con acento. Aunque ya no se tilda la palabra solo cuando ésta suple a solamente, la Real Academia de la Lengua esa así lo ha decidido. De todas maneras yo prefiero seguir tildándola, ya que me meo en esos supuestos erúditos a los que ya ni se les levanta. No la he tildado pero yo también la tildaré. Gracias por el apunte. Salud :-)